miércoles, abril 19, 2006

Hoy también es Lunes ( o los momentos inoportunos cuando decidiste olvidarte de mi )

Como todas las noches...
Llevaba dos horas mirando la pantalla, escuchando las mismas canciones una y otra vez, mi madre me miraba desde la sala -"Porque estes de mal humor no todos debemos estarlo"-me había dicho, es gracioso, ella debería escucharse de vez en cuando.
La cajetilla de cigarrillos estaba tirada a un lado hacía horas y necesitaba fumar, pero estaba ahi atado a la silla respondiendo por inercia las eventuales conversaciones, sintiendome inútil, intranquilo, nadie...

Como todas las tardes....
Mientras salía del salón en la tarde decidí tomar un camino que nadie tomaba para irme de la universidad, el ambiente olía manzanas y el viento corría lentamente moviendo las hojas donde el pajaro-que-jode-cabezas se sentaba a descansar de su atareado día de picotear incautos. Yo fumaba en ese momento pensando en el dulce confort de llegar a casa, escuchar música....y estar frente al monitor de nuevo...esperando..soñando...viendo.
Me saca del momento una pareja besándose en el césped, y vieno más alla...más parejas...entonces recuerdo esa tarde cuando salí derrotado y caminé por el mismo lugar con la cabeza gacha...sigo caminando mejor, entre la gente que habla de sus problemas, de política, de autos, de tantas cosas que yo hablo conmigo mismo en estos días...

Como todas las mañanas....
Tan parecido a un golpe en los testículos, el despertador de mi celular suena, sacándome de los sueños que muchas veces no quisiera tener. El día se ve tan joven que levantarse parece como enseñarle a contar hasta 200 a éste. El espejo me devuelve la mirada de siempre, a veces cínica a veces alegre y muchas veces ocultando cosas. Infructuosamente me lavo la cara como tratando de mejorar mi reflejo, pero siempre es el mismo. Camino susurrando groserías acerca de las cosas que no encuentro y que debí buscar el día anterior, así tomo desayuno caminando de un lado a otro, en realidad no me da hambre las mañanas de todas formas.
Me voy olvidandome de todo ( o al menos así lo siento) y afuera el guachiman me saluda como siempre, yo aún sin darme cuenta de que estoy en la calle le devuelvo saludo. Las calles vacías, las pistas más aún, los pajaros cantan y cagan, y yo termino de darme cuenta de que ya no estoy soñando, de que el día empezó y me siento como Dante en la Puerta de Dite: "Lasciate ogni esperanza voi che entrate"

3 Comments:

At 6:41 p. m., Blogger Púrpura said...

Como aprender a contar hasta 200. La recompensa llega en cuando se acaba la cuenta :D

 
At 7:46 p. m., Blogger santos said...

puta sabes cual es la solucion, consiguete uno de esos despertadores que lo programas para que te levanten con tu cancion favorita, asi amaneces todo power, ponte yo me pondria una taking back sunday ;) hija, be happy!

 
At 9:30 p. m., Blogger m-lita :por sentir tanto said...

mm nuce q decirte abuu, tas triste eso es,ya saes que es lo que tienes y chevee lo digas en el blog no , ai que liberarse de todo esos pensamientos que rodean esa cabeza.

 

Publicar un comentario

<< Home